Costes de Oportunidad

Aquella noche, cuando ya llevábamos varias copas de más y un par de horas pasadas las dos (deberíamos hacer caso a Lily, después de las dos de la mañana no lasa nada bueno) me diste unas lecciones de economía aplicada al amor que nunca he olvidado.

Hace ya casi siete años de esa boda, pero han sido muchas las noches que me he acordado de “tu clase”, y hace un par de meses, cuando leí el post de La Recena que se titulaba El coste de oportunidad no pude evitar acordarme de ti.

co2

Siempre te gustó quedar por encima de mí, y por eso te encantaba llevar un año mas en la misma carrera y universidad que yo. Como si yo estuviera siguiendo tus pasos… Y aquel día cuando justo había acabado mis exámenes de primero me preguntaste con una sonrisa si había aprendido lo que eran los costes de oportunidad. Todavía dudo si aquella sonrisa era porque con la pregunta estabas examinando lo que había aprendido en el año o porque sabías que te contestaría con la lección perfectamente aprendida y las palabras exactas que me había estudiado, y te podrías volver a meter conmigo por ser “doña perfecta“.

Para alguien que no sepa lo que es, como bien define La Recena, el coste de oportunidad es el valor de la mejor opción no realizada. Aquello a lo que renunciamos cuando tomamos una decisión

Tú me hablabas de éste coste haciendo referencia al resto de invitados de la boda con los que podríamos estar ligando, y a los que ni tú ni yo estábamos haciendo caso, porque habíamos decidido que la mejor opción éramos nosotros. Hubo muchas noches que siguieron a aquella en la que por mucho que valiese la mejor opción no realizada nos parecía poco alado de lo que valía la opción de estar juntos tú y yo.

co3

Sabíamos que no eso no iba a nada, y es por eso que me preguntaste si sabía lo que significaban los costes de oportunidad, porque sabíamos que estábamos dejando pasar oportunidades por empeñarnos en algo que a todas luces iba a acabar en fracaso. Por algo que no iba a funcionar nos cerrábamos a opciones mucho mejores, pero nos daba igual. Pensábamos que lo bien que lo pasábamos juntos, aunque sólo fuera una noche, nos merecía la pena.

Pensábamos que bailar nuestras canciones y que me cantaras al oído las letras era algo sólo nuestro, y a mí me hacías creer que eso que me decías era verdad. Pensábamos que la complicidad y la confianza que tú y yo llegamos a tener no la tenía cualquiera, y eso nos hacía especiales. Pensábamos que el hecho de que pudieran pasar meses sin vernos y a los cinco minutos de estar juntos pareciese que nunca nos habíamos separado tenía que ser algo especial. Pensábamos en definitiva que no había nadie que encajase mejor que tú y yo juntos, y eso, eso fue nuestro gran error.

co5

Me hizo falta que una tercera persona apareciese para darme cuenta de lo que estaba dejando pasar, de lo que me costaba esas noches contigo que se acababan cuando me iba a casa, esperando al principio ese mensaje que más tarde aprendí que nunca llegaría. Me hizo falta que una noche contigo me hiciera sentirme mal y sentir miedo por poder perder a la otra persona, que estaba conociendo, para darme cuenta de las oportunidades que estaba perdiendo malgastando el tiempo contigo. Me hizo falta que alguien me encontrara y luchara por mi como nunca habían hecho, para darme cuenta del coste de oportunidad que me estabas suponiendo.

Tengo que reconocer, que aunque nuestra historia no fue ni mucho menos perfecta de nuestros errores saqué muchísimas enseñanzas, como la de los costes de oportunidad que ahora que estoy en una situación parecida no puedo sacarme de la cabeza.

Y después de haber pensado tanto en esto, me pongo a darle vueltas, y no sé si está bien o mal pensar en lo que estás dejando pasar cuando decides estar con alguien. No sé si deberíamos de simplemente estar ciegos por esa persona y ni siquiera plantearnos que hay alrededor. Quizás es muy frio y calculador eso de pensar en los costes de oportunidad…co1

Pero lo que si sé es que las oportunidades están ahí y no vuelven. Que si las dejas pasar desaparecerán, y que tenemos una vida y hay que vivirla, así que lo que no puedo hacer es pensar en quién no se lo merece, y dejar pasar oportunidades cuyo coste es mucho mayor que la opción que no me deja verlas.

-A.

Lista de mayo

10968314_777571158998612_6135697149525431389_n

No sé vosotros pero, en mi caso, mayo está siendo un mes de locura constante, de no parar e intentar fracasar en estar en mil sitios a la vez, de trabajar demasiado, de pasar más tiempo en aviones que en tierra firme, y de echar mucho de menos la comida de mi madre. Así que refugiarme de vez en cuando en mi oasis personal buscando las cosas que más me gustan en Internet y aprovechando los viajes para escaparme y visitar sitios nuevos, he de admitir que me ayuda bastante. Aquí comparto con vosotros una pequeña lista de las cosas que me están ayudando a sobrevivir este mes.

1. Los bolsos de las hermanas de South Sisters. Además de ser muy ponibles y con una estética alucinante (me encanta que sean bicolor), son grandes y caben mil cosas en ellos. Ahorran sitio en la maleta ya que se pueden llevar como cartera de mano o con asa.

Capture

2. El restaurante La vaca y la Huerta: en una visita exprés a Madrid tuve la suerte de conocer este restaurante. Están en la calle Recoletos 13, una de mis zonas favoritas de la ciudad. El servicio un 10 y la comida un 20 por su altísima calidad. Es un lugar perfecto para desconectar. Recomiendo la carne de autor, pero me quedo con todo lo que probé.

GALERIA9

3. Los platos preparados de Wetaca: esta empresa me ha salvado la vida este mes. Reparten la comida los domingos por la noche y te dura toda la semana. Para los que tenéis mucho lío, 100% recomendable. Siempre tienen platos nuevos y para todos los paladares, así que nunca te cansas.

d70f4c3d8ed1fe88b486617cec8196fa4cbdbe8a_packaging

4. Las alpargatas de Presili: son perfectas si buscas un zapato cómodo para andar por todos lados y que puedas llevar en verano sin cocerte los pies. Además, vienen en mil colores y con o sin cordones, son españolas y están hechas a mano. A mí personalmente me han enamorado estas:

Capture

5. La Escuela de cocina Telva: me ha sorprendido mucho este proyecto que lleva Telva para bien. Ofrecen cursos de todo tipo y duración pero lo que más me ha gustado es la idea del plan distinto que proponen – ir un viernes por la noche con mis amigas, cenar ahí y además aprender a cocinar algunas cosas. Otra forma de evadirse.

tumblr_nnt2ms9mvI1r5s8dro1_500

6. No solemos recomendar lugares que no estén en Madrid, pero con este no puedo resistir a la tentación. Cada vez que voy a Berlín, que últimamente es mucho, intento pasar por The Barn. El café es de los mejores que he probado (los bizcochos también) y el ambiente de paz que hay hace que quieras tirarte toda la mañana mirando a la gente pasar por sus ventanales. Este es uno de mis pequeños oasis.

8067263455_cc7dfe7f08_b

7. Con tanto viajar, he empezado a obsesionarme con las maletas. Cada vez que estoy en el aeropuerto, me fijo en las maletas de la gente, intentando buscar las más originales con estilo. Las que van ganando por ahora son las de Rimowa. Algún día me haré con una de ellas.

rimowa02-739x1024

8. Lo nuevo de Mumford & Sons The Wolf me acompaña en todos mis viajes. Es genial. A ver cuando se pasan por España.

Been wondering for days How you felt me slip your mind Leave behind your wanton ways I wanna learn to love in kind Because you’re all I ever longed for

9. Este libro:

libro-el-hombre-que-plantaba-arboles

Se lee en menos de una hora pero tiene muchísima fuerza. Me hizo reflexionar de verdad sobre el valor de la paciencia y el legado que dejamos atrás. Cuenta lo que un hombre construyó sin necesidad de reconocimiento alguno, sólo por el hecho de ser feliz, y cómo eso le cambió la vida a muchas personas. Leedlo.

10. Esta frase

Me gustan las personas que tienen que luchar por obtener algo. Los que teniéndolo todo en contra, salen adelante. Ésta es la gente que me fascina. La gente fuerte. – I. Allende

Porque nos gustan los supervivientes. Los luchadores. Los inconformistas. A los que no les vienen las cosas fáciles pero, siendo así de geniales, siempre saben rodearse de lo mejor. Esas personas que jamás dejaremos escapar de nuestras vidas porque son nuestra luz, y nos cuesta compartirlas. Sí, esas. Vosotros sabéis quiénes sois.

tumblr_nn77lyFMIy1r6c9sfo1_500

Feliz mes.

Z   Fotografías: Ellen Adkins, South Sisters, La Vaca y la Huerta, Wetaca, Presili, Ashlae W, Devanwells, Rimowa, Anónimo, Amber Schaefer.

Creo que sabes quién soy

Creo que no sé disimular y que mi anonimato se ha acabado.

Creo que estabais deseando que publicara otro post a ver si me descubríais del todo. Así que aquí me descubro un poquito y os dejo las cosas en las que creo:

Creo en las buenas personas, en mi familia y mis amigas. Creo en el trabajo bien hecho y en el valor del esfuerzo. Creo que el esfuerzo tiene su recompensa. Creo que todo tiene un buen final, y que si no es así no es el final.

foto2

Creo en los amores de verano, y en los de invierno, por qué no. Creo que la amistad entre hombres y mujeres tiene un límite, y que pasado ese límite te acabarás enamorando. Creo que la confianza es lo más importante en una relación y que el amor y la amistad hay que cultivarlos.

Creo en las noches de borrachera en las que ves amanecer. Creo que los mejores días son los no planeados. Creo en las copas que empiezan a las seis de la tarde. Creo en los domingos de resaca con amigas y en los consejos de sabias para comentar todos y cada uno de nuestros ligues. Y creo, como no, que tener un bar en el que te conocen por tu nombre y te dan tu sitio es lo mejor. Creo en nuestro bar, porque sé que siempre voy a encontrarme a alguien allí.

Creo en el buen vino y que un gin tonic vodka con sprite después de una buena comida es lo mejor que puede haber. Creo en las sobremesas que se convierten en meriendas y cenas. Creo en los planes que se sabe cuándo empiezan pero no cuando terminan, porque NO creo en las prisas.

Creo en los viajes, en conocer nuevos paises, cuidades y paisajes. Creo que de los viajes podemos sacar experiencias y anécdotas de las que nos acordaremos toda la vida. Creo en cualquier tipo de viaje, ya sea con familia, amigos, novio o incluso sola, pero siempre con ganas de conocer el mundo.

foto5

Creo en las señales. Creo en el poder del chocolate. Creo en las personas que saben escuchar. Creo que la prudencia es una virtud que poca gente tiene. Creo que la impaciencia de hoy en día nos hace mucho daño.

Creo que la buena convivencia se basa en el respeto. Creo que he tenido mucha suerte con mis compañeras de piso. Creo que nada une más que vivir juntas y creo que he hecho amigas para toda la vida. Creo que siempre estarán ahí y creo que saben que yo lo estoy.

Creo que me encanta la música. Creo en las canciones que tienen significado y en las letras de Alejandro Sanz. Creo en la sensación de cantar en el coche o en la ducha como si todo dependiera de ello. Creo en los conciertos. Creo en el cine, pero que ir al cine sin palomitas no es lo mismo. Creo que no hay nada como ver una película en versión original. Creo en el teatro.

Creo que hay pocas sensaciones mejores que la de llegar a tu sitio de veraneo y ver el mar. Creo que Septiembre es el mejor mes para ir a la playa. Creo que Madrid es estupendo pero no puedo dejar de echar de menos ese olor a mar y los paseos por la playa.

foto3

Y, ¿sabes qué? Que creo que no quiero que sepáis quién soy, y que no os lo voy a reconocer. Creo que el blog perdería la gracia si yo pierdo el anonimato y que ya no podría escribir con la misma libertad. Por esto, creo que es mejor que así quede, para que pueda seguir disfrutando escribiendo como hasta ahora.

Pero sí que tengo que deciros, no sólo a vosotras sino a todos, que creo que tengo una suerte tremenda con mis amigas. Creo que sois las mejores. Creo que en la variedad está el gusto. Creo que nos complementamos y que no nos falta de nada.

Creo que os debía este post y aquí lo tenéis.

Creo que somos aquello en lo que creemos, y yo soy lo que os acabo de decir.

Os quiero,

-A.

 Inspirado en El Credo de un Vividor del Guardián entre el centeno.

La respuesta que siempre he querido tener

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

-P. Neruda

 

022-ali-macgraw-theredlist

Y es que me gustas cuando vienes. Sin razón y para quedarte.

Me gustas cuando paras y me miras. Y yo te ignoro para que sigas, disfrutando del trayecto de tus pupilas que contiene mi nombre.

Me gustas con tu viaje de invierno en un verano a punto de estallar. Con tus aires reinventados. Con tus planes sin establecer. Con tus arriba que no se encuentran precisamente en el tejado y tus abajo que realmente nunca existieron.

Me gustas cuando te conviertes en mi fuente de energía intransferible, cuando me quemas en ese instante antes de sentir tu abrazo y no veo otra cosa que los rayos de electricidad estática que despiertan cada una de mis neuronas.

Me gustas cuando partes el cielo en dos solo para poder ver el sol un rato más y alargar los días al viento que se nos hacen demasiado cortos.

Me gustas cuando me hablas con tu silencio a gritos lleno de palabras que transmiten más que cualquier vocal hablada. Pero más me gustas cuando me dices muy a lo bajito, sólo para mi oído débil, “no te quedes con ganas, quédate conmigo”.

Me gustas cuando, dentro de cada tormenta diaria, nos creas un hueco lleno de paz, hecho a medida solo para dos, y durante unos minutos las olas ya no resultan tan grandes ni los truenos tan fuertes.

Me gustas cuando me respondes a esas preguntas que no me atrevo a hacer y cuando me das la respuesta que sabes que siempre he querido tener.

Me gustas cuando, sin quererlo, tus despedidas pierden el sentido de la palabra y se convierten en eternas bienvenidas.

Y me gustas cuando no hay razones para vernos y las pintas cuando crees que no miro en un lienzo de aventuras que recordaremos para siempre.

Me gustas cuando, incluso antes de decirte no, sabes que es un  sin duda alguna.

Me gustas cuando me lees de norte a sur sin perderte ni una sola de mis comas, y en tiempo récord hablas mi idioma.

Me gustas cuando dices que buscarás una tumba de dos, que la distancia en nuestro caso está sobrevalorada.

Me gustas en cada una de tus contradicciones.

En cada uno de tus pasos.

En cada una de tus rarezas.

Y es que me gustas siempre.

Siempre, tú.

85ae422ccbb8242ca8c4113063819719

Z

Fotografías: Anónimo, Life Magazine

Lista de Abril 2015

Y sin darnos cuenta ya estamos en Abril… Hemos dejado atrás la Semana Santa y ya estamos pensando en volantes, lunares y rebujito. Estamos pensando en terrazas, playa y buen tiempo. Para este mes en el que ya notamos la primavera estas son mis recomendaciones…

Un restaurante que fui hace poco y me encantó Murillo Café. El trato fue excelente y la comida mejor aún. Os recomendamos que vayáis y que probéis el carpacio de pez mantequilla y el tartar de atún. Para terminar un fondant de chocolate. Os aseguro que os iréis deseando volver!

Murillo Café

 Un libro que me han recomendado últimamente es La gente feliz lee y bebe café de Agnès Martin-Lugand. Me mandó un mensaje una amiga a la que siempre pido que me recomiende libros y me puso “Apunta este libro, te va a encantar” Así que espero que a vosotros también os guste!

Acabamos de descubrir una nueva marca de bolsos, y una vez más estamos encantadas de presentaros un proyecto de jóvenes emprendedores. Esta vez se llama Ohilo. Podéis pasaros por su página web y ver los modelos de bolsos artesanos que tienen, son ideales! Para un regalo es perfecto, ya que lo envuelven monísimo al enviarlo a domicilio, o para regalártelo a ti misma como hice yo!

Ohilo

Tengo que reconocer que me hizo mucha ilusión el mensaje de Z diciéndome que teníamos que ir al cine a ver la nueva película Cenicienta en V.O. Y aunque no la he visto (espero cambiar eso este fin de semana), creo que para todas las que vivimos las princesas Disney de pequeñas es un buen plan!

cenicienta

Para los que estéis despistados recordaros que ha empezado la quinta temporada de Juego de Tronos. A los que ya habéis visto las anteriores, creo que no tengo que deciros nada, a los que no las habéis visto avisaos una vez más de que no podéis perderos esta serie!

Una exposición a la que estoy deseando ir y que empezó este mes de abril es Ritmos de Luz de Jim Campbell que estará en la Fundación Telefónica hasta el 28 de junio.  En esta echibición podremos encontrar esferas de leds, pixeles, video proyectores, frames, circuitos electrónicos y fotografías pixeladas, que producen imágenes evocadoras y provocadoras que nos retan cuestionando nuestra capacidad de percepción.

Jim Campbell

Me gustaría presentaros además una marca diferente, Attina. Realiza estampados artesanales de marmol y con ellos hacen unos pañuelos, cuadernos y otros objetos de papeleria preciosos. A mi que me encantan los cuadernos me han parecido una opción perfecta para un diario o cualquier cosa que vayas a apuntar y te gustaría guardar.

Attina

Y para terminar un consejo de Luc en su blog Aviones y Gaviotas que me ha encantado:

“Tendríamos que dar más los buenos días, sonreír a las personas que nos sonríen y a los que no también, por cierto, nunca te lo he dicho pero especialmente tú deberías sonreír más, te sienta jodidamente bien.”

Espero que os hayan gustado mis recomendacines.

-A.

Que me caso

Parecía un jueves más, sólo que esta vez íbamos a cenar y salir todas. Por fin la copita de los juernes tenía éxito en el grupo y no íbamos las dos de siempre con alguna más que justo ese día se había animado.
No nos habíamos visto en Semana Santa y había sido el cumple de una del grupo así que era la excusa perfecta para que nadie pudiera faltar. Elegimos restaurante, uno de esos que están de moda últimamente en Madrid, y reservamos con tiempo.

Por fin estábamos todas y nos pudimos poner al día, que si entrevistas de trabajo de las que se quieren cambiar, viajes de las que han tenido la suerte de hacerlos en Semana Santa, planes de viajes para verano y todo aquello que se nos iba ocurriendo. Hasta que llegamos al postre y María rellena las copas de vino, coge la suya y nos dice “venga, vamos a brindar ahora que estamos todas” se levanta y dice “QUE ME CASO”.Así, sin más, sin prepararnos el terreno nos suelta que se casa.

¿Qué?, ¿Hemos oído bien? ¿Ha dicho que se casa?
Se está riendo. Es broma. Nadie ha reaccionado así que no hay que preocuparse. Nadie habla. Es mentira, es mentira..
Sólo eso se me pasaba por la cabeza hasta que me dí cuenta de que no era broma, que María nos estaba anunciando que se casaba de verdad.

Captura de pantalla 2015-04-10 a la(s) 17.13.29

Que sí, que ya sé que hay un boom de bodas, que se ha puesto de moda casarse joven y que parece que está habiendo un efecto dominó. Que ya anunciamos esa noticia como otra boda en vez de darle la importancia que tienen, pero ¿María? por Dios no lleva ni dos años con su novio y se casa… Acaba de cumplir 25 y se casa… y lo peor de todo abre la veda en el grupo.

 Y yo no consigo salir de mi estado de shock. Acabo de llegar a casa y sigo con taquicardia, ¿cómo voy a dormir después de este notición? Ahora es cuando me gobio. Sí, me agobio. Porque ya se sabe eso que dicen, que de una boda sale otra boda, y María has ido la primera, pero ahora hay varias que se pueden ir animando y yo aquí estoy como si la cosa no fuera conmigo…

Como si no fuera conmigo hasta que la típica pregunta de que si no tengo novio todavía  siga con la coletilla de “tus amigas se están casando, deberías de centrarte” o “deberías de buscarte un novio” o “deja de irte todos los findes de semana que así no vas a encontrar a nadie” o “deberías de ligar con tíos mas mayores” o “deberías lo-que-sea-que-te-conduzca-a-formar-una-familia” y la verdad, no me apetece nada tener que aguantar a mi madre, mis tías y demás personas que les encanta meter el dedo en la llaga. A ver señoras, que ya llegará, pero que a una soltera nunca se le pregunta porqué no tiene novio.

Y yo que sólo pienso en qué voy a hacer el fin de semana y dónde me puedo ir en verano. Yo que no tengo novio ni parece que esté cerca de tenerlo. Yo que me creo que tengo 18 años y actúo como los tuviera. Yo… ¿cómo puedo asumir yo que mis íntimas amigas se estén casando? Si intento imaginarme vestida de novia y lo único que se me viene a la cabeza es la imagen de Monica, Phoebe y Rachel en friends.

Captura de pantalla 2015-04-10 a la(s) 16.55.32Sinceramente, no es que me de envidia, con mi síndrome de Peter Pan no me planteo casarme en unos años, pero sí, me agobia. Me agobia pensar que el tema de conversación ahora vaya a rondar las bodas continuamente, y peor aún, que en un año o dos podamos estar hablando de embarazos… Me agobia pensar que me he hecho mayor, o que debería hacerme mayor y no logro asumirlo.

Me agobia pensar que el tiempo pasa, aunque no queramos y que cada vez tenemos más responsabilidades. Que ahora haya que ahorrar para trajes y regalos de boda. Que nuestras noches en discotecas se estén cambiando por cenas tranquilas y que cuando pensamos donde ir un fin de semanas busquemos que no haya gente en vez de buscar la marcha. En definitiva me agobia que estas cosas que están pasando me hagan darme cuenta que nos hacemos mayores.

Me agobia, y por eso una vez más aquí estoy para desahogarme, para reivindicar que tengo 25 años y una vida por delante, que no es normal ni necesario casarse tan joven. Que somos jóvenes y nos quedan mil cosas por vivir. Que todavía tengo muchos sitios por descubrir y personas por conocer. Que ligaré, probablemente con varios hasta dar con el adecuado y que ya llegará, que no hay prisa. Que las prisas no son buenas. Que estamos en la mejor edad, en la flor de la vida. Que no hay que adelantarse. Que ya tendremos tiempo de ser adultas y madres de familia responsables. Que no me quiero hacer mayor antes de tiempo y que sí, que me tengo que convencer de que no pasa nada, que habrá bodas pero que yo voy a disfrutarlas como tiene que ser, con una copa y un buen baile. Que mi preocupación de las bodas, sólo sea que los novios sean tremendamente felices. Que hay que disfrutar de cada etapa de la vida y eso voy a hacer yo, o por lo menos intentarlo.

Así que tengo ocho meses para hacerme a la idea y aprovechar a María antes de que dé este paso tan importante en su vida.

Captura de pantalla 2015-04-10 a la(s) 17.06.49

Enhorabuena amiga, sé que vas a ser increíblemente feliz.

-A.

Elephant & Castle

Hace ya tiempo que no escribimos un post como este, en el que os presentamos una marca que nos gusta, no sólo por sus productos, sino también por su filosofía.

Esta vez queremos hablaros de Elephant & Castle. Nos llamaron la atención sus relojes hace unos meses. La primera vez que los vimos decidimos recomendarlos en la lista de octubre. Al final no pudimos resistir la tentación y adquirimos nuestros relojes de Elephant & Castle. Después de haberlos comprado nos gusta incluso más la marca así que aquí os hablamos un poco de ella para que podáis conocerla mejor.

1

Elephant & Castle nació en 2013 de la mano de José María Mosquera, un chico de 29 años. A él siempre le habían vuelto loco los relojes y consiguió localizar un hueco en el mercado en el que estuviesen situados los relojes de buena calidad pero a un precio asequible. Así fue cuando le empezó a “picar el gusanillo” de crear una firma con este tipo de productos.

Nos gusta que Elephant & Castle siempre haya querido mantener una relación muy directa con el público, creando un vínculo de tú a tú. Para ello, no es raro verles por las redes sociales y en muchos pop-ups y markets. Así puedes ver el diseño de sus relojes y sus correas en primera persona.

2

El modelo y estilo que ellos nos presentan son relojes bonitos, de buena calidad y a un precio asequible. Lo que destacamos de sus relojes es que tienen un sistema facilísimo para cambiar la correa, que lo puedes hacer tu mismo sin herramientas, por lo que le puedes dar un look totalmente distinto al reloj sin tener que comprar otro. A día de hoy hay seis esferas diferentes y seis colecciones de correas, así que tienes miles de combinaciones para elegir tu reloj perfecto.

3

Además, desde su comienzo, Elephant & Castle mantiene un acuerdo con la Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad Frente al Cáncer. Esta faceta solidaria ha hecho que nos guste todavía más.

Porque tienen ilusión, por la cercanía en el trato, porque han buscado qué faltaba en el mercado y nos lo han dado, porque luchan por algo que les gusta, porque los relojes son “made in Spain”, porque puedes elegir el reloj combinando de mil formas, porque son solidarios y unos jóvenes emprendedores con muchas ganas e ilusión, y por mil razones más que harían esta lista infinita, sin duda alguna nos quedamos con Elephant & Castle.

– A y Z

 

Fotografías: Miss at la Playa y página web E&C